martes, 3 de mayo de 2011

Mojojo

Él es Mojojo, el gordo Mojojo. Hace días, estaba en mi casa tranquilamente, hasta que empecé a escuchar un extraño ruido en un bolsa que tenía. Allí había tierra para mis matas y algo más. Con temor la abrí despacito, entonces lo ví, apareció Mojojo muy sonriente.


Es un Mojojoy, una larva subterránea. Hay quienes se la comen, otros la combaten como plaga porque ataca las raices de los cultivos. Pero yo lo vi y quedé encantada. Sus moviminetos cuidadosos, su manera de acurrucarse, no me puede resistir, me cautivo el corazón.

Pensé llevarlo al parque, pero entonces leí que se come las raices del prado, y me imagené que morirían de un machetazo. No puede ser. Así que compré más tierra y estoy preparandole una deliciosa casa. Creo que tengo mascota nueva!

1 comentario:

Altais dijo...

Ese es el peligro de jugar con tierra se puede uno encontrar hasta un amigo. Espero que tengan una relación bonita.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails