martes, 6 de julio de 2010

Julia

Julia estaba echada en una acera, yo me acerque y la mire, parecía un poco triste, me explicó que no tenía casa y que sus antiguos dueños ya no la querían porque tenía un hueco en la panza.

Muy triste por la historia de Julia decidí adoptarla, ella se puso feliz. Una vez en casa comenzamos un proceso de acicalamiento, baño, secado, perfumado y luego a curar su hueco.

Al principio Julia no estaba muy seguro de que funcionara, creía que iba a quedar peor de lo que estaba, pero yo le dije que confiara en mi, que iba a ser una chica muy hermosa…


Ahora Julia vive feliz en mi hogar, incluso la contratan como modelo para diferentes catálogos y revistas. Julia es una puerquita muy cotizada!

2 comentarios:

Altais dijo...

Wow!!! que bueno volverte a ver trabajando. Me confieso completo admirador de Julio. Que buena historia me parece hasta un cuento de hadas, un héroe salvado y recreado por la mano del hado. Excelente trabajo. Felicitaciones!!!

Antonia Ruiz dijo...

Muchas gracias. Julio ha sido un marrano muy inspirador.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails