jueves, 20 de junio de 2013

Un regalo parra Violeta

Hola Linda, 

Tu no me conoces, nunca me has visto ni escuchado. Yo te conozco lo que permite la distancia que separa los continentes y unen las tecnologías y los corazones. Conocí a tu mamá antes de que tú estuvieras en su panza. Sé de sus risas y sus sueños, y mi amor por ella hace que también te tenga un inmenso amor por ti, así no te haya cargado, tocado ni besado. No importa, eso es lo lindo del amor, que no tiene distancias ni límites, porque los corazones tienen la capacidad de extenderse hasta donde se necesite. 

Quería darte un regalo en tu primer renacimiento (de muchos que tendrás) y pensé en qué podría ser. Se me ocurrió que tal vez te sería útil un poco de tierra, raíces. Tu mamá y la familia de tu mamá son de un país llamado Colombia, allí crecieron en una ciudad llamada Medellín, donde vivo yo. Dicen que es la ciudad de la eterna primavera, aunque aquí no hay Tulipanes por todas partes, si hay flores, muchas, silvestres y sonrientes. Así que pensé que sería bonito regalarte una plantica, una que para mí es mágica y tal vez algún día tu también conozcas de su magia.

Mi regalo para ti Viole es una pequeña penca sabila, o también conocida como Áloe Vera. Y aunque la penca no es originaria de América, sino de África, llegó aquí traída por los españoles y ahora hace parte de nuestra cultura. Hay quienes la ponen patas arriba en las puertas de las casas para la buena suerte, otros utilizan su cristal para hacer bebidas y remedios, otros se la aplican en el cuerpo para aliviarlo del calor. 

Por mi parte yo tengo varias pencas sabila, porque me parecen mágicas, fuertes y poderosas, y al tenerlas cercas siento un poco de su fuerza en mi. Las pencas también florecen, sacan un bastón amarillo y largo que les dura muchos días. Así es que quería que en tu primer renacimiento conocieras y tuvieras esta planta mágica y sagrada. Espero que la disfrutes bastante. 

Besos para Violeta. 

2 comentarios:

Monicongos de Koleia dijo...

Qué bonito regalo Mujer Jardín!! A mí también me encantas las pencas, mi mamá me hizo tantos remedios con la salvia que le tengo gratitud y fé. Sé que a Violeta le servirá toda la vida : )

Vivis dijo...

Me encantó tu regalo, mi mamá dice que la penca sábila me sacará de muchas maluqueras. Ella le atribuye a esta planta el milagro de que le haya vuelto a crecer el dedito que se mochó en Londres.

A mí papi también le gusta la penca sábila, pero a él le gusta en forma de un refresco surcoreano que conoció en su trabajo en el restaurante tailandés y que se llama Aloe. Es súper refrescante y seguramente la extrañeremos mucho cuando regresemos a Colombia en septiembre (tenemos los pasajes para el 26 de septiembre)

Violeta

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails